3 acciones para vender más en internet aprovechando las nuevas tendencias del 2020

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

La pandemia definitivamente cambió el comercio electrónico en 2020, quizás más que en cualquier otro momento de la historia. Las ventas minoristas tradicionales han disminuido, al tiempo que el comercio electrónico experimenta un crecimiento de más del 100% en todos los pedidos minoristas en línea. La mayoría -si no es que todas- las tiendas físicas han llevado sus negocios a Internet para sobrevivir a la nueva normalidad. 

En todo el mundo, la gente está cambiando los hábitos de compra, obligándonos incluso a comprar en línea, algunos por primera vez. Se ha acelerado el crecimiento de la industria del comercio electrónico como nunca antes y más empresas se están uniendo a esta revolución empresarial. 

Es más, las empresas que anteriormente adoptaron la tendencia del comercio electrónico ya han experimentado una expansión considerable. Pero crear un sitio web y vender tus productos no es tan fácil, ya que el efectivo no fluirá por el simple hecho de publicar tus productos en ese nuevo sitio. Debes considerar que la competencia es cada vez más fuerte y los comportamientos de compra online están cambiando más rápido que nunca. 

La economía cambiante exige mantenerse al día con las tendencias emergentes del comercio electrónico para hacerse notar y atraer clientes. Así que te comparto algunas tendencias a las que los expertos están prestando atención, ¿me acompañas?

El comercio personalizado es la próxima frontera 

Las empresas de comercio electrónico más exitosas aprovechan la tecnología de personalización para brindar a los consumidores una experiencia mejorada. La entrega de experiencias personales en sitios de comercio electrónico se logra mostrando dinámicamente contenido, recomendaciones de productos y ofertas específicas basadas en el comportamiento de navegación, historial de compras anteriores, datos demográficos de los clientes y otros datos personales enriquecidos. 

En comparación con el comercio minorista tradicional, el comercio electrónico no incluye un vendedor minorista para recomendar productos en función de sus intereses, preferencias o gustos. Los puntos de contacto humano brindan muchas oportunidades para vencer a la competencia. Y esa es la magia de la personalización: imitar lo que sería la experiencia de un consumidor en la tienda, a través de un recorrido personalizado del cliente en línea.

Los clientes gastan un 48% más cuando su experiencia de compra es personalizada. Además, el 57% de los compradores en línea se sienten cómodos compartiendo su información personal con una marca si ésta beneficia su experiencia de compra. 

Como ves, cuando la personalización se hace correctamente, el cliente sentirá que le estás leyendo la mente. Esta respuesta emocional genera un sentimiento de lealtad.

Comercio social a través del respaldo de celebridades 

El comercio social consiste en vender productos directamente a través de las redes sociales. Se diferencia del marketing porque no redirige a los usuarios a una tienda en línea, sino que les brinda la posibilidad de pagar directamente dentro de la red que están usando en ese momento. El comercio social combinado con el marketing de influencers es una receta para aumentar las ventas.

El marketing de influencers y el respaldo de celebridades han existido desde los albores de las redes sociales, pero la clave es reunir celebridades y personas con seguidores masivos para respaldar productos a un nivel más asequible, combinado con el comercio social para impulsar las ventas directamente desde las redes sociales. 

Para mantenerse a la vanguardia, las marcas a menudo se asocian con celebridades conocidas para publicaciones patrocinadas en las redes sociales. Podemos esperar que esta tendencia continúe y evolucione hasta 2021 y más allá; por lo que, si te es posible hacer uso de esta tendencia ¡prueba y te enamorarás de los resultados!

Imágenes interactivas del producto

Todos hemos estado allí: te gusta un producto, pero no estás seguro de si lo que ves en el sitio es lo que obtendrás cuando realices una compra. En pocas palabras, dudas en presionar el botón de compra y la tienda pierde un consumidor.

En 2020, las revisiones en línea no fueron suficientes para convencer a un cliente de que compre un producto. Los consumidores modernos deben confiar en la empresa, el producto y la experiencia antes de comprar. Es por eso que las imágenes de alta resolución son importantes en las ventas de comercio electrónico. Pero las imágenes estáticas tampoco son suficientes. Los consumidores exigen más, como imágenes de visualización de 360 ​​grados que permiten a los compradores potenciales ver todos los ángulos del producto. 

Adelantarse a las tendencias y aprovechar las últimas tecnologías puede ayudar a las marcas de comercio electrónico a impulsar las ventas, atraer nuevos clientes y aumentar la participación de mercado.

En conclusión…

A medida que los consumidores de todo el mundo se enfrentan a varias cuarentenas y cierres de empresas debido a la pandemia, los usuarios de Internet recurren al comercio electrónico en cantidades sin precedentes para adquirir productos básicos. 

El número de consultas sobre “quiero abrir una tienda online“, “quiero vender productos por internet” o “cómo comprar de forma segura en línea” ha aumentado considerablemente. Las empresas y negocios que están sufriendo una disminución en sus ventas debido al desbordamiento de la pandemia, están tratando de encontrar una oportunidad comercial para las ventas en línea.

El comercio electrónico ya era el sector minorista de más rápido crecimiento mucho antes de 2020. Luego llegó la pandemia del coronavirus, que mantuvo a los consumidores en casa, cerró las tiendas minoristas en todo el país y cambió las prioridades de compra de los consumidores.